viernes, 24 de agosto de 2018

Making off Búscame en la Alhambra

→Alba C. Serrano
→Autopublicado
→2,99€ Digital (KU) 12,00€ Papel
→Romántica.

¿Confiarías en la buenaventura de Romerita Heredia?
Mónika jamás creyó en esas cosas, sin embargo, se cruzará en su camino con ella y a partir de ese momento, entrará en un bucle de desgracias.
Un inesperado viaje acompañada por sus dos mejores amigos, amenaza con cambiar su vida repleta de manías y rutinas.
Alan, un hombre que no cree en el amor y que en algunas ocasiones es difícil de entender, conocerá a una bailarina de danza del vientre que trastocará su estabilidad emocional por completo.
Ambos se darán cuenta de que quizás, existan los flechazos, pero...
¿Qué hacer cuando te separan miles de kilómetros y la confianza amenaza con romperse?
¿Dejarías atrás las diferencias o en cambio, aprenderías a convivir con ellas?
Tras una serie de revelaciones, Mónika tomará una decisión que marcará su camino hacia algún lugar que tendrás que descubrir a través de las páginas de Búscame en la Alhambra. 
Hoy no traigo ninguna opinión sobre novelas que leo de otros autores, en esta ocasión nos adentramos en el making off de mi novela Búscame en la Alhambra
¿Queréis saber cómo se me ocurrió la trama de esta historia? Las personas que me conocéis, ya sabéis que no soy de esas autoras que anotan todo lo que va a pasar, no, yo improviso.
En Mayo nos escapamos unos días a Jaén para acudir al II Encuentro RoJa 2018

Y... ¿Qué son cien kilómetros más? Nos escapamos dos días a Granada. Evidentemente, no podíamos ir a esa ciudad que me encantó sin visitar la Alhambra.
Entre aquellas paredes empecé a visualizar escenas y tuve claro que mi siguiente obra, estaría relacionada con esa ciudad palatina andalusí que tenemos en España.

Os dejo un collage con algunas de las fotos que hice, no exagero cuando digo que hice más de doscientas. Y sí, la camiseta que llevaba era de Bob Esponja, ja, ja, ja.
En el camino de vuelta a casa, empecé a comentar con dos amigas lo que iba a escribir, sus posibles títulos y cómo quería la portada. Ya tenía casi todo listo, solo faltaba lo más importante, la novela.
Tenía un boceto de portada, pero no terminaba de gustarme, la mujer no se parecía a lo que yo tenía en mente, por lo que hablé con una chica, Laura, y le pedí una de sus fotos para mi portada, ella lo consultó con su fotógrafo y me dijo que sí, que podía utilizarla. 
Hablé con una diseñadora gráfica, Marien Fernández Sabariego y en unos minutos al teléfono, supo plasmar a la perfección lo que quería. Boceto finalizado a falta de sinopsis.
A ratos, empecé a escribirla, pero no terminaba de arrancar, ¿sabéis por qué? No era capaz de meterme de lleno entre sus páginas porque no visualizaba la relación entre la novela y el título.
Hice un grupo de WhatsApp de lectoras cero con Noelia, Dublineta, Ana, Marisa, Eva, Cristi y Cristina. Les iba mandando los capítulos de dos en dos, pero solo al principio.
El tiempo fue pasando y me planté en Julio, mes en el que daba comienzo el Premio Literario 2018 de Amazon y al que yo quería presentarme...
Después de algún que otro disgusto por temas que no vienen al caso, llegó la gran idea, esa que tanto necesitaba y arranqué... Empecé a escribir como una loca, me daba igual si comía a las cuatro de la tarde o si esa comida eran sobras que encontraba en la nevera. Mi cabeza lo único que me decía era que escribiera.
Llegué a la última semana de Julio y puse fin a la historia. Mis lectoras cero las había dejado en el capítulo doce o trece, no lo recuerdo, pero sí recuerdo que les dije que ya tenían la novela completa.
Ellas la leyeron mientras se corregía y llegó el momento de la sinopsis... 
Tengo que confesar que eso es lo que más me cuesta de todo cuando finalizo una novela, dar con un resumen que atrape, pero que no desvele demasiado. Tuve a Dublineta todo el día leyendo  diferentes sinopsis y modificando, no sé si lo sabéis, pero Búscame en la Alhambra es su sobrina. Por fin dimos con ella y se la pude mandar a Marien, no sin antes preguntarle si ella leería una novela con esa sinopsis, claro.
Ella se iba al día siguiente de viaje y yo quería que le echara un vistazo a algunas cosas, así que la maquetación tenía que volar... Claro, basta que necesites tranquilidad y tiempo libre, para que nada salga como quieres. Un imprevisto familiar y unas siete u ocho horas en el hospital, hicieron imposible que pudiera hacerla. Yo me había llevado el portátil, porque claro, en la sala de espera no molestaba a nadie... Al llegar al hospital, mi familiar estaba en una zona en la que no se podía ni utilizar el móvil... ¿Qué hice? Esconderme en el cuarto de baño para mandarle a Marien el archivo.
Ella obró la magia con su maquetación.
Novela terminada.
Portada terminada.
Maquetación terminada.
En cuanto llegué a casa me puse a revisar todo, quería dejarla reposar unos días antes de publicarla, pero no. No pude. En cuanto me levanté a la mañana siguiente, empecé con el proceso de publicación.
Llegaba lo peor... La espera, pero no, Amazon fue rápido y en menos de una hora estaba disponible.
Por hoy no cuento nada más. Las impresiones de las personas que la han leído os las contaré otro día, ¿vale?
Aquí os dejo el link con las primeras páginas por si os apetece echarle un vistazo. 
Con esto me despido ya, pero os animo a que en los comentarios me contéis qué os parece la novela si la habéis leído, su portada, su sinopsis, etc.
¡Gracias por leerme e ir de mi mano! 



6 comentarios:

  1. Cristina Del Moral Campos24 de agosto de 2018, 20:15

    Qué placer ha sido ser una de tus lectoras cero. Muchas gracias por el privilegi. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí sí que ha sido un placer tenerte en ese grupo de Whatsapp en el que de lo que menos se ha hablado ha sido de mi libro jajaja
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Ay, Granada inspira mucho. Deseando acabar el que tengo empezado, para leer a Monika
    un besazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Alba!!
    Tengo muchas ganas de leer tu libro se muy interesante.
    Besos💋💋💋

    ResponderEliminar
  4. Ainsss me encanta recordar como se formó esta historia. Para mí fue un viake inolvidable, ojalá hubiese podido acompañaros en ese viaje a la Alhambra.
    No sé como tienes tanta imaginación donde quiera que vas jajaja.

    Gracias por confiar en mi en tus proyectos, espero estar en los siguientes y que salgan igual de bien.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  5. Romerita Heredia debería haber vaticinado todo lo que ocurriría después de realizar el borrador. Un placer haberle puesto cara a Búscame en la Alhambra ������

    ResponderEliminar